Apteronotus albifrons - Linnaeus, 1766

Nombre comun: 
Ituy - Ituy Cavalho - Fantasma negro
Sinonimo: 
Sternarchus albifrons
Familia: 

Distribución geográfica: Sudamérica, desde Corrientes, Formosa y Chaco (en Argentina) Río Paraguay, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Amazonas en Brasil y Venezuela.
Tamaño: hasta 50 cm en ambientes naturales. 40-45 cm en acuarios
Acuario: mínimo 100 litros, con cuevas, densa vegetación  matas de plantas, poca iluminación y muchos escondites.
Plantas: Cualquiera apta para acuarios tropicales.
Agua:  prefiere aguas blandas y de pH neutro a ligeramente ácido
Decoración:  Rocas, raíces, troncos, lajas. Cuevas
Hábitos: nocturno. Durante el día permanece oculto la mayor parte del tiempo. Suele morder las colas de peces más pequeños o de hábitos tranquilos. Como otros Gymnotiformes, es un pez "eléctrico". Produce pequeñas descargas eléctricas que si bien no parecen  dañar a otros peces, le permiten detectar pequeñas presas a modo de sonar. Son agrasivos con otros miembros de su especie (agresividad intraespecífica) pero no suelen molestar a otros peces de tamaño similar
Dimorfismo sexual: Según observaciones del autor el macho es de mayor tamaño que las hembras, la cola resulta más larga y la franja blanca de la cola es más ancha en los machos y en ocasiones es fraccionada en las hembras. De tal modo, la imagen de la izquierda correspondería a una hembra.
Reproducción: es una especie ovípara. Se han reportado éxitos en la reproduicción siguiendo el método Kisrschbaum. Este sistema es el siguiente: se mantienen varios individuos adultos (más de 5) en un acuario de 250 litros a una temperatura de 23ºC mientras se dismimuye el nivel de agua del acuario en días sucesivos. Cuando llega al nivel mínimo se va subiendo la temperatura hasta los 28ºC, al igual que el nivel del agua con agua desionizada o filtrada por ósmosis inversa. Así se puede estimular las gónadas y la producción de feromonas. Durante todo este periodo, se alimenta a los reproductores con abundante alimento vivo.
Probablemente la maduración de las gónadas y la proliferación de hormonas en el acuario facilitará la formación de la/s paraja/s que inmediatamente se tornan agresivas con sus compañeros de acuario. Como la agresividad puede llegar a producir lesiones graves y hasta la muerte de los contendientes, es recomendable retirar los ejemplares que no forman la pareja o separarlos con un tabique opaco (que no permita que se vean).
Entre tres y cuatro días después de la puesta los huevos eclosionarán y deberá suministrarse Artemia recién nacida en los primeros días, pasando luego a otros alimentos vivos más grandes (Daphnias, crías de peces pequeños) o artemia de varios días.
Alimentación:  en la naturaleza se alimenta de peces pequeños, insectos acuáticos y larvas de insectos. En el acuario acepta alimentos para peces. Tubifex, larvas y alimentos liofilizados o congelados.
Observación: Pez de hábitos nocturnos, que sólo debería incorporarse a un acuario de tamaño mayor a 100 litros y con peces grandes. Interesante de mantener en un acuario de esas características. Teniendo en cuenta sus hábitos se deben proveer escondites, matas de plantas, troncos, rocas formando cuevas, etc. En acuarios de cría a falta de decoración, colocar trozos de caños plásticos para que puedan ocultarse. Con el tiempo se convertirán en peces dóciles que aceptarán comida de las manos de su cuidador.

Apteronotus albifrons hembra
Apteronotus albifrons macho

Comentarios

1

Tuve oportunidad de tener por algunos meses un ejemplar con aleta dorsal, sí, realmente aleta dorsal que a diferencia de la anall, era inmóvil. Este pez desafortunadamente murió por parásitosis pero conservo fotografias en vida y al momento de morir (lo encontré aún fresco en su acuario).

Páginas

Añadir nuevo comentario