Lepidosiren paradoxa - Fitzinger, 1837

Nombre comun: 
Lola - Pulmón - Lunngfish (en EE.UU.)

Lepidosiren paradoxaDistribución geográfica: Chaco, Corrientes y Formosa en Argentina. Se lo puede considerar habitante típico del denominado Gran Chaco, donde habita en bañados, muchos de los cuales se disecan en verano. También se localiza en otras regiones de Sudamérica, a lo largo de los ríos Paraná y Paraguay. 
Acuario: comunitario con peces grandes. 
Agua: si bien no es muy exigente, deberá ser neutra (pH próximo a 7) y blanda (hasta 10 dH). La temperatura de su hábitat varía entre 15 y 30º C según la temporada. Como norma general debemos mantenerlos en 25º C de promedio.
Decoración: con abundantes plantas en la periferia, rocas formando cuevas, troncos y raíces.
Dimensiones: ejemplares adultos hasta 100 cm o un poco más (el autor ha capturado ejemplares de aproximadamente 120 cm. en Formosa y Chaco. Ver foto a la izquierda)
Hábitos: ocupa el suelo del acuario, generalmente escondido entre rocas o en cuevas. Al atardecer aumenta su actividad. Se entretiene comiendo caracoles y buscando alimento que caiga al fondo. No obstante, una vez que se habitúa a la vida en el acuario es común verlo en la superficie en busca del alimento para peces que flota.
Dimorfismo sexual: sin información. 
Reproducción: sin información.
Alimentación: tubifex, trocitos de carne, pescado o corazón congelado y rallado. Alimentos congelados y liofilizados. Caracoles pequeños. Peces pequeños pueden ser devorados durante la noche. En los acuarios suelen ser extraordinarios devoradores de caracoles.
Observación: durante el período de sequía, se los localiza enterrados en el fondo rodeados de una sustancia mucosa que mantiene la humedad y evita la deshidratación. Puede enterrarse a una profundidad de entre 30 y 50 cm, sellando la entrada con barro, en la cual deja un par de agujeros para ventilación. Respira por medio de su sistema pulmonar sin necesidad de agua. No obstante en el agua puede respirar valiéndose de un sistema branquial muy primitivo. Es considerado un fósil viviente, ya que en la escala evolutiva representa un eslabón entre los peces y los anfibios.
Los ejemplares jóvenes (y en muy pocos casos en algunos adultos), tienen el cuerpo cubierto de pequeñas manchas marrón claro o blanco. En la mayoría de los casos estas manchas desaparecen a medida que crecen.

Lepidosiren paradoxus
Lepidosiren paradoxus

Añadir nuevo comentario