Nothobranchius - Peters, 1868

La mayoría de las especies de este Género están distribuidas a lo largo de la costa oriental de África, o sea sobre el Océano Índico. Pocas son las especies que han sido localizadas fuera de esta zona.

Importantes trabajos realizados por R. A. Jub (Sudáfrica) y R. H. Wildecamp (Holanda), sumados a los que con anterioridad efectuara J. Schell, han permitido encontrar  puntos de referencia entre distintas especies, lo que posibilitó establecer grupos. Esos grupos se organizan por afinidades geográficas, morfológicas y patrones de coloración.
Al aficionado le interesa básicamente conocer los requerimientos y exigencias a fin de mantener y reproducir estos peces de belleza tan particular. Por ese motivo en esta ficha trataremos esos temas con más detenimiento.
En las diferentes fichas de este Atlas, se publican fotografías que facilitan la identificación de las diferentes especies de Nothobranchius. Para obtener información sobre su biología, estrategia reproductiva, alimentación y otras generalidades, recomendamos recorrer la presente ficha.
 
Ambiente, comportamiento y reproducción.
Del mismo modo que ocurre con otros killis, conocer las generalidades del ambiente natural nos permitirán tener éxito en el mantenimiento y reproducción de estos peces. Sabemos que si los peces viven en zonas muy próximas a las costas marinas, el viento arrastra la bruma marina aportando una proporción de sal al agua de los charcos donde viven las diferentes especies de Nothobranchius. En la medida que el hábitat se aleja de las costas, la cantidad de sal disminuye hasta desaparecer por completo en las especies que habitan en el interior del territorio.
 
Ambiente.
El Continente africano está partido al medio por la línea del Ecuador, es decir que, en gran medida, cuenta con climas muy cálidos en todas las épocas del año. Los Nothobranchius se localizan, casi en su totalidad, por debajo de la línea ecuatorial, con la excepción de Nothobranchius patrizii que habita en Somalia, casi sobre la misma línea del Ecuador. En el otro extremo, en el Sur de África, se localizan Nothobranchius orthonotus y N. rachovii, a la altura del Trópico de Capricornio (comparado con Sudamérica, estarían ubicados a la altura de la Provincia de Formosa en el Norte de Argentina). Esto sin duda demuestra que se trata de especies francamente tropicales, pues las que habitan en las zonas más frías, se mantienen en julio un promedio de 18-20º C. y en enero entre 20 y 30º C.
La fisonomía del ambiente sufre radicales modificaciones entre una y otra época del año.  Tengamos presente que la zona costera oriental, entre el Ecuador y el Trópico de Capricornio, posee una franja selvática que separa el mar de la sabana. Entre esa franja y el mar se ubican planicies bajas, colinas y llanuras. Estas últimas son zonas que en verano se presentan como semidesérticas, carentes de vegetación (o con muy poca), con depresiones del terreno y erosiones propias de los cauces de agua formados por las lluvias que conducen a lagos o charcos estacionales.  Ese es el ámbito geográfico donde muchos Nothobranchius desarrollan su ciclo vital.
Llegada la temporada de lluvias todo cambia, renace la vida vegetal, los charcos y pequeños lagos se colmatan de agua y desbordan en busca de los declives que irán llevando el excedente de agua hacia el mar o hacia los ríos, lagos o arroyos interiores. Las depresiones del terreno absorben agua hasta saturarse, hecho que permitirá mantener el agua estancada y la humedad del suelo unos cuantos meses. En algunas zonas las temporadas de lluvias son muy cortas y la temperatura no desciende por debajo de los 25º C.
 
Comportamiento
Una vez iniciado el período de lluvias el ciclo de vida se reinicia: crece la vegetación, aparecen aves, insectos y animales diversos y, dentro de algunos charcos, los primeros huevos de Nothobranchius completan su proceso embrionario. La diferencia de temperatura, presión osmótica y humedad, producen el milagro de la vida.
Para ese entonces el charco ya se habrá poblado de microorganismos y otros seres acuáticos y larvas de insectos. Cuando el primer Nothobranchius nace tiene a su disposición –casi siempre- el alimento que necesita para desarrollarse. Y ese proceso debe ser necesariamente acelerado, ya que el tiempo que el agua tardará en evaporarse dependerá de la zona, pero pocas veces supera los seis meses.
En ese tiempo debe crecer, asegurar la continuidad de la especie y morir.
No puede andar con vueltas. Eso obliga a comportamientos diferentes, según la etapa de su vida. De jóvenes se toleran y siempre que abunde el alimento no habrá problemas. En la medida que el reloj biológico avanza, se tornan más agresivos en defensa de sus espacios vitales y finalmente cuando la evaporación comienza a hacerse sentir, se modifica la composición del agua y el alimento comienza a faltar, su propia naturaleza lo obliga a asegurar la descendencia. Para ello deberá procurar las hembras, defender su espacio de otros machos y asegurarse que todas sus compañeras depositen cuantos huevos lleven en sus ovarios.
Por esa razón en cautiverio deberán mantenerse en acuarios de reproducción al menos dos o tres hembras por cada macho y nunca colocar dos machos de una misma especie en acuarios pequeños (excepto que sean muy jóvenes).
 
Notobranchius eggersiReproducción. 
Los Nothobranchius son desovadores de fondo. A diferencia de Aphyosemion (1) y sus familiares no anuales que desovan sin enterrar los huevos este Género deposita los huevos enterrados hasta 3 o 4 cm. Por lo tanto se debe contar con un sustrato de puesta de esa profundidad.
Se pueden utilizar diversos materiales para el sustrato: desde fibra de turba molida o fibra de coco hasta carbón de granulado fino.
 
Si se utiliza arena de río fina (no usar la que se utiliza en albañilería sino la que se colecta en las costas del río), habrá que hervirla al menos 5 minutos para desinfectarla.  Esa arena se coloca en un colador de malla muy fina y se lava bajo un chorro de agua. El agua del lavado debe caer dentro de un recipiente (preferentemente plástico). Junto con el agua del lavado irán pasando los granos de arena más finos que atravesaron el colador.
 
La arena que queda en el colador se descarta y la que quedó en el recipiente se lava reiteradamente bajo agua corriente, incluso puede ser desinfectada utilizando unas gotas de solución de cloro (hipoclorito de sodio). Luego de la desinfección se vuelve a enjuagar. Otra alternativa es hervir unos minutos esta arenilla antes de utilizarla.
 
Para el desove se colocan 3-4 cm. de esa arena en un pote de vidrio o plástico de 4 a 5 cm. de profundidad y entre 8 y 10 cm de diámetro. El diámetro del pote estará en relación al tamaño de la especie. Los peces de mayor porte se sumergen un poco más y utilizan un diámetro mayor. El pote se introduce en el acuario de reproducción antes de colocar los peces.
Una vez  producido el desove se retira el pote, se cuela la arena del mismo modo y con el mismo colador donde quedarán los huevos, bastante más grandes que los granos de arena.
La arena será colectada, lavada y se puede volver a utilizar sin problemas para otros desoves. Para mayor seguridad podrá hervirse durante 5 minutos antes de volver a utiulizarla.
Al sifonear el suelo del acuario de cría, también se debe extraer el agua alrededor del pote con el sustrato, ya que algunos huevos pueden haberse escapado del pote durante el revuelo del desove.
 
El tamaño del acuario a utilizar deberá permitir la incorporación, además del pote (o los potes) que contienen el sustrato para desove, algunos espacios con plantas y algún tronco o roca para que se oculten las hembras si lo desean.
Por experiencia se recomienda tapar bien el acuario. No son tan saltarines como Aphyosemion pero suelen darnos desagradables sorpresas.
______________
Nota: Cuando mencionamos "Aphyosemion", también nos referimos a otros Géneros próximos y, en general, a otros miembros no anuales o semi anuales de la familia Notobranchiidae.
------------

Los huevos
Según la especie los huevos pueden medir entre 1 y 1,2 mm, son duros y resistentes (no tanto como los de Aphyosemion) y pueden manipularse con los dedos húmedos.
Una vez separados del sustrato se los debe colocar en un material que los conserve húmedos hasta que completen su proceso de embrionamiento.  Lo más utilizado es turba hervida, escurrida y evaporada hasta que adquiera un grado de humedad similar al del tabaco para fumar en pipa. Se toman los huevos uno por uno y se los coloca en una capa de turba. Luego se cubren con otra capa de turba, se colocan en una bolsita plástica y se rotula el sobre con la fecha, especie y cantidad de huevos. Bien cerrado para que no entre aire se los guarda en un lugar oscuro (puede ser dentro de un frasco oscuro con tapa hermética, dentro de un armario cerrado, etc).
Se supone que la alta temperatura de su ambiente natural es la que produce un desarrollo del embrión hasta cierto punto. A partir de ese momento la temperatura comienza a descender hasta enfriarse con la llegada de las lluvias.

Esto no siempre podemos respetarlo con los huevos guardados en un armario, pero si evitamos temperaturas extremas no habrá ningún problema.
Por lo tanto es recomendable no exceder los 24-25º C ni permitir que descienda por debajo de los 18º C. Este puede ser un rango de temperatura aceptable para mantener los huevos.
 

La eclosión

Hacer eclosionar los huevos es tarea sencilla (a veces). Llegado el momento (según la especie – ver tabla más abajo), se abre el sobre, se deposita la turba en un pote o bandeja de poca profundidad y se cubre con 4 ó 5 cm. de agua a temperatura ambiente y sin cloro (por ejemplo, agua estacionada en un recipiente durante 36 horas). Al poco tiempo (según la especie pueden tardar hasta 24 horas) se observarán los recién nacidos que serán trasladados a un acuario pequeño donde se le suministra abundante alimentación viva. En ese momento sería necesario contar con nauplius de Artemia persimilis (laArtemia más pequeña al nacer que se conoce), pero si no fuera posible, se utilizarán nauplios de la especie que dispongamos y algunos infusorios grandes como Paramecium y copépodos tales como Cyclops. El cultivo de estos infusorios se explica en http://www.elacuarista.com/secciones/colisa2.htm, mientras que en nuestra sección dedicada a los alimentos vivos se explica el cultivo de infusorios y otros.

Cuando se observe que no hay nuevos nacimientos se retira la turba, se filtra por una malla y se vuelve a disecar por 30 días más antes de volver a mojarla. Seguramente en esta segunda mojada se producirán unos pocos nuevos nacimientos.

La alimentación irá aumentando en cantidad y tamaño en la misma proporción en que van creciendo los alevines.

Apenas 45-60 días después ya deberían tener un tamaño suficiente como para reproducirse, por cuya razón a partir de los 30 días habrá que prever mayores espacios y abundantes plantas y escondites para evitar que se produzcan lesiones en la lucha de los machos por asegurarse su espacio vital.
 

Período de incubación
(elaborado por Roberto Arbolea: http://www.proyectonothobranchius.net/)

ESPECIE

TIEMPO DE INCUBACION
(EN MESES)

N.(Adin.) albimarginatus

2-3

N.(Adin.) annectens

2-3

N.(Paran.) bojiensis

6

N.(Zono.) brieni

?

N.(Adin.) eggersi

2-3

N.(N.) elongatus

2-4

N.(Paran.) fasciatus

6

N.(Adin.) flammicomantis

2-3

N.(Adin.) foerschi

2-4

N.(N.) furzeri

4-7

N.(Adin.) fuscotaeniatus

2-3

N.(Aphyob.) geminus

3

N.(Adin.) guentheri

2-3

N.(Zono.) hassoni

3

N.(N.) interruptus

2-4

N.(Aphyob.)janpapi

3

N.(N.) jubbi

3-5

N.(Zono.) kafuensis

4-5

N.(Adin.) kilomberoensis

2-3

N.(Zono.) kirki

4

N.(Adin.) korthause

1-3

N.(Adin.) lourensis

3

N.(Aphyob.) luekei

3

N.(Zono.) malaissei

3-4

N.(N.) melanospilus

4

N.(Paran) microlepis

3

N.(Zono.) mkuziensis

?

N.(Zono.) neumanni

3-4

N.(Zono.) nubaensis

4-5

N.(Paran.) ocellatus

3

N.(N.) orthonotus

3-5

N.(Adin.) palmqvisti

2-4

N.(Adin.) patrizii

2-4

N.(Zono.) polli

4-6

N.(Zono.) rachovii

4-6

N.(Zono.) robustus

4

N.(Zono.) rosenstocki

4

N.(Adin.) rubripinnis

2-4

N.(Zono.) rubroreticulatus

4-7

N.(Adin.) steinforti

3

N.(Zono.) symoensi

4

N.(Zono.) taeniopygus

3-5

N.(Zono.) ugandensis

3-4

N.(Zono.) virgatus

3-6

N.(Adin.) vosseleri

2

N.,(Aphyob.) willerti

3


Lista de especies

Nothobranchius albimarginatus   Watters, Wildekamp & Cooper, 1998
Nothobranchius annectens  Watters, Wildekamp & Cooper, 1998    
Nothobranchius bojiensis   Wildekamp & Haas, 1992            
Nothobranchius boklundi    Valdesalici, 2010             
Nothobranchius brieni   Poll, 1938           
Nothobranchius cardinalis   Watters, Cooper & Wildekamp, 2008
Nothobranchius eggersi   Seegers, 1982
Nothobranchius elongatus        Wildekamp, 1982
Nothobranchius fasciatus   Wildekamp & Haas, 1992            
Nothobranchius flammicomantis    Wildekamp, Watters & Sainthouse,  1998
Nothobranchius foerschi   Wildekamp & Berkenkamp, 1979
Nothobranchius furzeri     Jubb, 1971
Nothobranchius fuscotaeniatus    Seegers, 1997
Nothobranchius geminus    Wildekamp, Watters & Sainthouse, 2002
Nothobranchius guentheri    (Pfeffer, 1893)
Nothobranchius hassoni    Valdesalici & Wildekamp, 2004 
Nothobranchius hengstleri   Valdesalici, 2007             
Nothobranchius interruptus   Wildekamp & Berkenkamp, 1979
Nothobranchius janpapi   Wildekamp, 1977
Nothobranchius jubbi  Wildekamp & Berkenkamp, 1979
Nothobranchius kadleci   Reichard, 2010 
Nothobranchius kafuensis    Wildekamp & Rosenstock, 1989
Nothobranchius kilomberoensis   Wildekamp, Watters & Sainthouse, 2002
Nothobranchius kirki    Jubb, 1969
Nothobranchius kiyawensis       Ahl, 1928
Nothobranchius korthausae     Meinken, 1973
Nothobranchius krammeri         Valdesalici & Hengstler, 2008    
Nothobranchius krysanovi   Shidlovskiy, Watters & Wildekamp, 2010
Nothobranchius kuhntae   (Ahl, 1926)
Nothobranchius lourensi   Wildekamp, 1977           
Nothobranchius lucius    Wildekamp, Shidlovskiy & Watters, 2009            
Nothobranchius luekei    Seegers, 1984  
Nothobranchius makondorum   Wildekamp, Shidlovskiy & Watters, 2009            
Nothobranchius malaissei   Wildekamp, 1978
Nothobranchius mayeri   Ahl, 1935
Nothobranchius melanospilus  (Pfeffer, 1896)
Nothobranchius microlepis     (Vinciguerra, 1897)
Nothobranchius neumanni     (Hilgendorf, 1905)          
Nothobranchius nubaensis    Valdesalici, Bellemans, Kardashev & Golubtsov, 2009
Nothobranchius ocellatus    (Seegers, 1985)
Nothobranchius oestergaardi   Valdesalici & Amato, 2011          
Nothobranchius orthonotus  (Peters, 1844)
Nothobranchius palmqvisti   (Lönnberg, 1907)
Nothobranchius patrizii    (Vinciguerra, 1927)        
Nothobranchius pienaari      Shidlovskiy, Watters & Wildekamp, 2010            
Nothobranchius polli   Wildekamp, 1978           
Nothobranchius rachovii   Ahl, 1926
Nothobranchius robustus Ahl, 1935            
Nothobranchius rosenstocki      Valdesalici & Wildekamp, 2005 
Nothobranchius rubripinnis   Seegers, 1986  
Nothobranchius rubroreticulatus  Blache & Miton, 1960                             
Nothobranchius ruudwildekampi  Costa, 2009
Nothobranchius seegersi   Valdesalici & Kardashev, 2011
Nothobranchius steinforti   Wildekamp, 1977
Nothobranchius symoensi    Wildekamp, 1978
Nothobranchius taeniopygus    Hilgendorf, 1891
Nothobranchius thierryi   (Ahl, 1924)
Nothobranchius ugandensis     Wildekamp, 1994
Nothobranchius virgatus   Chambers, 1984
Nothobranchius vosseleri  Ahl, 1924
Nothobranchius walkeri  (Boulenger, 1911)
 Nothobranchius willerti  Wildekamp, 1992

Nothobranchius  kaufensis Kyuni State Farm

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Ingrese las dos palabras que aparecen a continuación para validar que es un humano.